Los Reyes Magos despedirán la Navidad desplegando magia e ilusión

Las fiestas navideñas tocan a su fin pero aún queda pendiente un último despliegue de magia con la celebración de la cabalgata de Reyes Magos. Quedan pocas horas para que los últimos mensajeros de ilusiones de la Navidad envuelvan de fantasía y magia las calles y hogares. Y sus pajes y ayudantes, bien asesorados por Txanda, que cumple tres años como embajadora real, repasan los últimos detalles para que todo brille en una noche cargada de tradición y ambiente festivo, que solo puede deslucir la lluvia, ese invitado que nadie desea y del que todos hablan.

Melchor, Gaspar, Baltasar y sus séquitos recorrerán el centro a partir de las seis de la tarde montados en tres carrozas que sembrarán las calles de caramelos e ilusiones. Estarán acompañados en el desfile por más de medio centenar de tamborreros y antorcheros que ofrecerán animadas coreografías en una mágica comitiva que saldrá de Bidaurreta. Desde los alrededores del monasterio se dirigirán a Lazarraga y Etxaluze y bajarán hasta la plaza por Kale Barria. Luego se dirigirán a Aita Madina, pasarán por Lizaur y tomarán Kale Zaharra para volver a la plaza, donde los magos abandonarán las carrozas para dirigirse al Ayuntamiento. Tras saludar a niños y mayores desde el balcón consistorial con su habitual verborrea y buen humor, Melchor, Gaspar y Baltasar se instalarán en el salón de plenos, recinto en el que tendrá lugar la recepción real de Sus Majestades a los ilusionados niños.

Este es plan A, solo falta que los pronósticos meteorológicos no se cumplan, o al menos si llueve no caiga un aguacero. La idea si el tiempo no acompaña, pero no diluvia, es es hacer un recorrido más corto, desde Bidaurreta hasta la plaza, y luego seguir el guión a cubierto. Montar las carrozas, labor que realizan los propios comerciantes de Txanda, tiene su trabajo y sería una pena que no pudieran salir, así que cruzan los dedos y se conjuran al tiempo. De lo que no hay duda es de que Melchor, Gaspar y Baltasar no faltarán a su cita con la cada vez más marchosa víspera de Reyes, porque en caso de que la climatología sea claramente adversa y no puedan desfilar las carrozas, los reyes y todo su séquito, incluidos tamborreros y antorcheros, se dirigirán directamente a los soportales del Ayuntamiento a las siete de la tarde.

Emoción en la residencia

Los tres Magos tampoco faltarán a la cita con los ancianos de la Residencia de San Martín, centro al que se dirigirán antes del inicio de la cabalgata para recordar a los mayores que las ilusiones no tienen edad. A partir de las cuatro y media de la tarde, Melchor, Gaspar y Baltasar harán entrega de diversos presentes a los ancianos, tras entonar villancicos y departir un rato con ellos. Una visita muy especial para sus majestades por el calor humano que trasmite y que se refleja en las emocionadas caras de los residentes. Luego llegará el turno de los más txikis y de disfrutar de los últimos mensajeros de ilusiones de la Navidad.

 

http://www.diariovasco.com/alto-deba/onati/reyes-magos-despediran-20180105003752-ntvo.html