EL PEQUEÑO COMERCIO EN RIESGO

IKER CASANOVA PARLAMENTARIO Y RESPONSABLE DE SECTORES PRODUCTIVOS DE EH BILDU

En 2004 se aprobó en la CAV un Plan Territorial Sectorial (PTS) que regulaba la implantación de nuevas superficies comerciales, impidiendo la creación de centros de más de 25.000 metros cuadrados así como la ampliación por encima de esa superficie de los ya existentes. Se consideraba de forma generalizada que no eran necesarios nuevos grandes centros comerciales, al haberse instalado ya un número suficiente de metros en ese formato. En 2015 el Supremo anuló estas restricciones al considerar que chocaban con la Directiva de Servicios europea de 2006. Sin embargo, la sentencia y la jurisprudencia europea dejan claro que las razones de esta anulación son de carácter técnico y que sí se pueden establecer límites a las grandes superficies, siempre que se basen en determinadas razones de interés general.

A pesar de ello, el Gobierno Vasco mantiene al ralentí la tramitación de un nuevo PTS adaptado a estos requisitos, y, mientras, el sector de las grandes superficies comerciales quiere aprovechar el vacío legal para multiplicar sus instalaciones. Esto afecta de forma particularmente grave a Gipuzkoa, donde los planes de nuevas implantaciones se suceden: Garbera, Zaldunborda, Belartza, Urbil… Los proyectos solicitados totalizan más de 200.000 metros cuadrados, lo que suponía duplicar la oferta actual.

Todo ello es posible gracias al imprescindible impulso político del PNV y PSE, con modificaciones legales ad hoc para favorecer a las grandes empresas. Casos paradigmáticos son los de Garbera, en Donostia, o Zaldunborda, en Hondarribia, donde se ha modificado el Plan General -máximo instrumento de planificación urbana local- para favorecer a estas empresas. Sin embargo, en Usurbil, el gobierno municipal de EH Bildu ha declinado modificar la ordenación para ampliar un centro comercial.

La situación es tan grave que el Parlamento Vasco ha solicitado al Gobierno que apruebe a la mayor brevedad posible un nuevo PTS que restablezca las restricciones de 2004 y que, mientras tanto, las instituciones locales no aprueben ninguna norma tendente a favorecer la implantación de grandes superficies comerciales. Lejos de escuchar al Parlamento, el equipo municipal de Donostia aprobará hoy mismo una normativa hecha a medida de Garbera, urbanismo a la carta a favor de las grandes multinacionales comerciales.

El sector del pequeño comercio se enfrenta a una situación muy dura: la competencia de las grandes superficies, la pérdida de poder adquisitivo de la mayoría de la sociedad y la irrupción del comercio electrónico lo han dejado muy tocado, hasta el punto de que desde 2008 han desaparecido el 16% de los establecimientos. Una realidad que percibimos a diario al constatar el gran número de persianas bajadas que jalonan nuestras calles. El pequeño comercio aporta cercanía, diversidad, accesibilidad, seguridad, empleo de calidad… vida a pueblos y ciudades. Lamentablemente el PNV y PSE están apostando por las grandes superficies y la desaparición del comercio tradicional. No se trata de ser agoreros, es una constatación empírica: los pueblos de la Margen Izquierda, epicentro del modelo de grandes superficies, son hoy un desierto comercial. Esa es la realidad que espera a Gipuzkoa si los planes de PNV, PSE y las multinacionales que gestionan los centros comerciales salen adelante. Afortunadamente, estamos convencidos de que la sociedad impedirá este despropósito.

 

https://www.diariovasco.com/opinion/pequeno-comercio-riesgo-20180719234020-nt.html 

DENDAGO

 Euskal Herriko merkatarien online denda

HARPIDETZA

Dendartean Berriak

Jaso berri bakoitzeko albiste jakinarazpena.