¿En qué gastan el dinero las familias vascas?

Las familias vascas fueron, una vez más, las que más gastaron el pasado año en España. Así lleva siendo desde 2009, aunque este haya sido el primer repunte -de unos 600 euros- desde 2012. Según la Encuesta de Presupuestos Familiares realizada por el INE, el gasto medio por persona ascendió hasta los 13.997,08 euros frente a los 10.960,38 euros de la media nacional. Tiene sentido, puesto que Euskadi se mantiene como la comunidad autónoma que registra mayores ingresos por ciudadano: 13.836 euros netos durante el año 2014, para ser exactos. Pero, ¿en qué se ha ido todo este dinero?

Principalmente, en aspectos básicos como la vivienda, en primer lugar, y la alimentación, en segundo. De la factura global, más de un tercio, 4.864,23 euros, lo dedicaron a asuntos relacionados con el hogar como el alquiler, el mantenimiento, la luz, el agua, el gas o la cuota de la comunidad. Casi un 40% más que lo que desembolsaron los españoles (3.481,59 euros), aunque no tan lejos de los datos de los madrileños (4.336,82 euros) y los navarros (4.000,14 euros). Eso sí, bastante menos se dejaron en Euskadi para llenar la nevera, la segunda prioridad en el balance de cuentas y en la que invirtieron 1.935,74 euros por persona, solo 300 euros más que a nivel nacional.

Al techo y al estómago le sigue el ocio. Las familias vascas fueron también las que más gastaron en hostelería: hasta 1.452,85 euros en hoteles, cafés y restaurantes, pero también en locales de ocio nocturno o comedores escolares. Por detrás, el pago en transportes -tanto público como privado o la compra de carburante-, al que destinaron 1.383,45 euros del presupuesto. ¿Mucho? Pues hasta cuatro comunidades autónomas nos llevan la delantera: Cantabria (1.527,51), Navarra (1.471,62), Madrid (1.469,18) y Cataluña (1.413,92). Los cinco, en todo caso, superan a la media nacional, que desciendió el pasado ejercicio hasta los 1.262,37 euros, apenas veinte menos que en 2014.

El 'top five' del gasto en el hogar vasco se cierra con otros 1.022,37 euros por persona dedicados a lo denominado como «otros bienes y servicios». O lo que es lo mismo: servicios y productos para el cuidado personal, de protección social, seguros, joyería o, incluso, las 'pagas' a los menores de la casa. A nivel de todo el país, se dedicaron poco más de 800 euros a este cometido.

A la cola en salud o enseñanza

A la hora de analizar el gasto, el INE clasifica la factura familiar en doce grupos. Los vascos encabezan la mayoría y, aunque nunca pasan por debajo de la línea de la media nacional, hay cinco en los que pierden el podio: los transportes, la salud (457,17 euros), las comunicaciones (358,75), la enseñanza (228,75) y el alcohol y el tabaco (228,64). Estos son, precisamente -a excepción de los medios de transporte-, los apartados a los que menos dinero dedican las familias en Euskadi.

El apartado de salud -productos farmacéuticos, servicios médicos...- lo lidera Melilla (655,25 euros de media por persona); en las Islas Baleares gastan más que nadie en comunicaciones (373,21 euros en servicios postales, de teléfono o internet); los madrileños son los que más invierten en educación (241,17 por persona); y los murcianos son los que más desembolsan en la compra de alcohol y tabaco (234,72 euros).

 

ENPRESA TRANSMISIO ETA ERRELEBOA

HARPIDETZA

Dendartean Berriak

Jaso berri bakoitzeko albiste jakinarazpena.