El supermercado contra el mercado

Tú tienes superpoderes. En serio. Cada vez que compras algo, cambias un poco el mundo.

Cada uno de los superhéroes-consumidores influye en la oferta cuando decide dejar su dinero en un sitio y no en otro.

Tú tienes superpoderes para destruir marcas o hacerlas triunfar.

Tú tienes superpoderes en la gran batalla entre el comercio tradicional (mercado, colmado tiendas a pie de calle…) y los cada vez más poderosos supermercados.

¿En qué lado vas a combatir?

5 ventajas de lo pequeño

  • 1. Dan identidad al barrio: las pequeñas tiendas son las que dan vida a las calles y ambiente a las ciudades. La gente pasea de una a otra, coge menos el coche (= contamina menos) y socializa más.
  • 2. Atención personalizada: en principio, en una tienda más especializada responderán a tus dudas de manera más cercana. Aunque el supermercado ha mejorado, sigue habiendo situaciones en las que no hay nadie a mano para ayudarte.
  • 3. Competencia a simple vista: cruzar un mercado (o una calle comercial) te permite comparar de un vistazo los precios y calidades de lo que se está vendiendo.
  • 4. Más gourmet: sigue habiendo productos que difícilmente pueden encontrarse en un centro comercial, por grande que sea. Las pequeñas empresas locales o regionales tienen muy difícil colocar lo que fabrican en los estantes del supermercado.
  • 5. Más calidad en productos frescos: aunque buena parte de la cesta se llena en los supermercados, las familias españolas siguen yendo al comercio tradicional cuando quieren fruta, verdura, carne, pescado… Las tiendas independientes han asumido que no pueden competir con las grandes en precio, así que han decidido hacerlo en calidad.

5 ventajas de lo grande

  • 1. Más cantidad: en una gran cadena siempre habrás más cosas que comprar. Y tras la práctica extinción de las tiendas de ultramarinos, algunos productos se encuentran solo en supermercados: pasta, arroz, conservas vegetales, yogures bífidus de sabores…
  • 2. Más variedad: las marcas proliferan en los lineales de los supermercados, que son su hábitat natural y el lugar al que ir a buscarlas cuando las necesitas. Pero la “tendencia Mercadona” ha dejado fuera a muchas segundas y terceras marcas (solo queda hueco para la marca líder y la marca blanca).
  • 3. A todas horas: es habitual encontrar supermercados abiertos hasta tarde e incluso en festivos. Quizás el comercio tradicional debería adaptarse a los horarios de la mayoría de la gente. No hablamos de abrir 24 horas, sino más bien de abrir cuando viene la gente.
  • 4. Más rápido: varias cajas para pagar (algunas absolutamente automatizadas) y todo ordenado por pasillos. Una vez que le coges el truco, hacer la compra en el súper puede ser un visto y no visto.
  • 5. Más barato: en sus repetidos estudios OCU ha encontrado que, en general, los supermercados e hipermercados son más baratos que las tiendas independientes.

¿Cómo vas a usar tus superpoderes?

Te hemos dado 10 argumentos, pero seguro que tú tienes muchos más. ¿A cuál de estas dos opciones ayudarás con tu compra?

 

http://www.ocuconsumity.com/tu-opinion/el-supermercado-contra-el-mercado/

ENPRESA TRANSMISIO ETA ERRELEBOA

HARPIDETZA

Dendartean Berriak

Jaso berri bakoitzeko albiste jakinarazpena.